Siete trucos de belleza con aceite de oliva que te sorprenderán
Redacción Maleta Mundi
Redacción Maleta Mundi
@MaletaMundi
17 de febrero de 2017
 
Belleza y ‘oro líquido’

 

El aceite de oliva virgen es fundamental en nuestra dieta, y también puede serlo en nuestro cuidado personal y la belleza. Los egipcios ya lo usaban como perfume, los griegos se lo aplicaban a los atletas olímpicos antes de la actividad física y los gladiadores romanos lo empleaban para tonificar sus músculos. Todo esto antes de que los árabes lo empezaran a utilizar para hacer jabón. De eso saben mucho en Jaén, donde se produce la mayor parte del aceite de oliva extra del mundo y donde se ha puesto en marcha una red de spas (échale un vistazo a la web oleotourjaen.es) donde realizan tratamientos con este oro verde.

 

Hoy día, hay muchas empresas y cooperativas como La aceitera jaenera, Olea Cosméticos o Cosmética Olivo que transforman el preciado elixir del olivo en jabones, geles y cremas que nos ayudan a estar un poquito más jóvenes y guapos. Aquí tienes unos cuantos ejemplos de productos cosméticos elaborados con aceite de oliva (de Jaén, ni más ni menos).

 

1. Jabón

Es uno de los productos más populares. El Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE) tiene numerosas propiedades beneficiosas para la piel, tanto protectoras como suavizantes. Puedes elegir tu jabón con distintos aromas (canela, vainilla, chocolate, lila, fresa, naranja, menta…) y adquirirlo en pastillas, en estuches y cestitas personalizadas o en brochetas.

 

7031917609_ff5f2b4df8_b

Jabones realizados con aceite de oliva | Fotografía: Annouk – Licencia Creative Commons. Flickr

 

2. Aceite corporal

El carácter hidratante, reafirmante, regenerador y tonificante del AOVE de Jaén hace que su aplicación por el cuerpo tras el baño diario favorezca la hidratación y la suavidad de la piel. Elaborado con ingredientes naturales, ayuda a combatir las estrías y la celulitis. También hay body milk hecho con aceite de oliva que ayuda a combatir el envejecimiento prematuro de la piel y a prevenir las arrugas, pero si no tienes, puedes añadir unas gotas de aceite directamente en tu crema hidratante de siempre.

 



3. Cremas

Las propiedades antioxidantes naturales del aceite de oliva lo convierten en el componente ideal para hidratar y suavizar la piel, ya que favorece la regeneración cutánea y ayuda a la protección de las agresiones externas. Hay cremas para manos y uñas, contorno de ojos, cremas faciales, labiales… aunque hay quien se aplica un par de gotitas directamente en el rostro para combatir el cutis reseco o incluso por las noches como desmaquillante.

 

>> ¿Te interesa? Lee también ’10 cosas increíbles que el aceite de oliva puede hacer por tu salud’

 

4. Gel de baño

El oro líquido extraído de los olivos jiennenses contribuye a que nuestra piel esté más suave, firme e hidratada. Estos geles están indicados para cualquier tipo de pieles, tienen propiedades relajantes y protegen de los agentes externos, como el sol, el frío y el viento. Muchas mujeres se aplican directamente el aceite de oliva en talones, codos o rodillas tras una exfoliación para obtener una piel reluciente. También puedes comprar en tiendas o en internet productos ya preparados.

 

5. Champú

El cabello, ya sea graso o seco, teñido o no, también puede beneficiarse de las propiedades naturales del aceite de oliva de Jaén, que es capaz de nutrirlo y revitalizarlo. Para lucir un pelo fuerte y brillante también puedes cubrirlo directamente con aceite de oliva antes de lavarlo, aplicando un intenso masaje por partes. La conocida youtuber Isasaweiss te cuenta aquí cómo crear una mascarilla para tu pelo usando aceite de oliva.

 

 

6. Bronceador

En verano es cuando nuestra piel más sufre de los duros efectos del sol. El aceite de este tipo de cremas, altamente hidratante y resistente al agua, ayuda a prevenir el envejecimiento prematuro y, además, contribuye a lograr el tan deseado morenito.

 

7. Sales de baño

Al mezclar sales marinas, ricas en minerales, aceite de oliva ecológico de Jaén y aceites esenciales, se obtienen unas sales de baño con propiedades relajantes, regenerativas y tonificantes. El AOVE ayuda a restaurar los niveles de humedad de la piel y aporta las vitaminas A, D, K y E, que combate el envejecimiento cutáneo.