Cinco destinos de culto y peregrinación

 

El fenómeno de la peregrinación, que tuvo como principal origen el motivo religioso, ha visto ampliado su espectro y perfil de viajeros con el pasar del tiempo. Ya sea la transformación de los hábitos sociales, ya sea -por qué no decirlo- la evolución hacia una sociedad aconfesional, la realidad es que la estricta devoción se ha ido abriendo a nuevos estímulos que van desde el interés cultural, hasta el deportivo, pasando por el gastronómico, entre otros

He aquí una selección de cinco de los más visitados en nuestro país

 

Ana Pérez Luna

19 de septiembre, 2018

 

 



  1. Camino de Santiago

Se trata de la ruta más antigua y concurrida de Europa y su origen data del siglo IX, momento en que “se descubre” la tumba del apóstol Santiago y comienzan a llegar los primeros peregrinos. En la etapa medieval fue considerada por el Papa Alejandro VI como una de las tres peregrinaciones cristianas oficiales, junto con Jerusalén y Roma. Hoy está reconocida por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad.

El Camino de Santiago, que tan solo el pasado agosto recibió más de 60.000 visitas, cuenta con diversas rutas, a su vez conformadas por etapas. Estas atraviesan territorio nacional y europeo y pueden hacerse a pie, en bici e incluso a caballo. Pero ¡ojo!, también existen rutas marítimas que combinan paseos fluviales y marítimos.

El Camino Francés, el Primitivo o el Portugués se encuentran entre los más populares. En la actualidad existen muchas empresas que, por un precio razonable, facilitan la experiencia organizando la estancia y el traslado del equipaje de un punto a otro del trayecto.

Se trata de una experiencia plena de convivencia y contacto con la naturaleza.

 

 

  1. Monasterio de Montserrat

Ubicado en la provincia de Barcelona, este monasterio forma parte de la conocida como “Ruta mariana” y durante el pasado 2017 batió su record de visitas con la cifra de más de 2.700.000.

Su origen, que data del año 880, fue una ermita construida sobre la cueva en la que, según la leyenda, unos niños pastores encontraron la imagen de la Virgen de Montserrat. Se trata de una talla de color negro, motivo por el que esta virgen es conocida como “La Moreneta”.

Transcurridos mil años desde su fundación, el monasterio de Montserrat se ha convertido en uno de los principales atractivos turísticos del lugar y ha conseguido mantener viva la esencia cultural impulsada especialmente en los siglos XVII y XVIII.

Uno de sus originales encantos es su escuela de música, la llamada Escolanía de Montserrat, consistente en un coro de niños cantores que ha dado lugar a grandes compositores y cuenta con un importante reconocimiento internacional.

En el lugar pueden visitarse también dos museos, uno interior y otro al aire libre, así como con un espacio audiovisual.

 

 

  1. Romería del Rocío

Se trata de un ritual católico entorno a la Virgen del Rocío, conocida también como “La Blanca Paloma”. Su ermita está ubicada en la provincia de Huelva.

Esta tradición cuenta con una gran participación de devotos que se organizan en hermandades (más de 120 en la actualidad) para hacer el camino, bien a pie, a caballo o en carreta.

La celebración, muy multitudinaria, tiene lugar durante el fin de semana de Pentecostés, y durante la madrugada del lunes se produce el conocido “salto de la reja” que es una especie de asalto simbólico para sacar de la ermita a la Virgen del Rocío. 

Para hacerse una idea más ajustada a la realidad del impacto de esta romería recomendamos visitar la galería de imágenes de Ramón León.

En la zona se encuentra el extraordinario Parque Doñana, visita obligada. Un espacio natural protegido, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, que cuenta con la mayor reserva ecológica de aves de Europa.

 

 

  1. Basílica de Nuestra Señora del Pilar

Tras sufrir varias transformaciones y pasar por distintos estilos arquitectónicos como el románico o el gótico-mudéjar, el actual templo es un imponente edificio de estilo barroco. Los distintos y ambiciosos proyectos que dieron lugar al que es hoy uno de los principales atractivos turísticos de la ciudad de Zaragoza, responden a un paulatino incremento de visitas a este lugar de culto mariano.

La leyenda en esta ocasión nos remite a una aparición de la Virgen al apóstol Santiago, y la colocación por parte de esta de una columna (o pilar) de jaspe en esta ubicación. 

Es un espacio de gran valor artístico en el que podremos disfrutar de los frescos de la bóveda del Coreto y de la cúpula Regina martyrum, obras de Goya.

Esta ciudad cuenta con un gran patrimonio que ofrecer al viajero, lo que hace muy recomendable elegir alguna de las rutas guiadas con distintas temáticas ofertadas por su oficina de turismo. Especialmente original es “La Zaragoza que pudo conocer el Quijote”.

 

 

  1. Santuario de Covadonga

Cuenta la leyenda que la Cueva de Covadonga, en Asturias, sirvió de lugar de recogimiento para un ermitaño entregado al culto de la virgen. Posteriormente el Rey Alfonso I mandó construir en este lugar una capilla que sería entregada a los monjes benedictinos. La fatalidad hizo que en el año 1777 quedase destruida por un incendio que también haría desaparecer la talla de la virgen original.

La actual capilla es de estilo neorrománico y su virgen es una donación de la Catedral de Oviedo.

La visita no solo debe contemplar la cueva, es imprescindible visitar todo el complejo: la Basílica, la Escolanía y las viviendas de los Canónigos y el Abad.

La zona, Cangas de Onís, es además un lugar perfecto para el contacto con la naturaleza, por lo que es muy recomendable aprovechar la visita para realizar alguna ruta de senderismo, deportes de aventura y degustar los maravillosos quesos de la zona.

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.