Veinte años de rodaje de la Film Commission en Andalucía
Ana Pérez Luna
Ana Pérez Luna
@AnaPerezLuna
3 de diciembre de 2017

Carlos Rosado Cobián, presidente de la Andalucía Film Commission

 

En 2018 se cumplirán veinte años desde que la Andalucía Film Commission comenzara su particular rodaje. Al frente de su presidencia desde entonces está el gaditano Carlos Rosado Cobián, perteneciente a aquella generación que se vio abocada a aparcar sus proyectos personales para embarcarse en la compleja tarea de la participación política en una de las etapas más convulsas de nuestra historia, la Transición.

 

Los acontecimientos se fueron sucediendo y el tiempo se aceleró de tal manera que un jovencísimo Carlos Rosado, ya abogado, se convirtió en uno de los padres del Estatuto de Autonomía andaluz. Y aunque pueda pensarse que la relación política, abogacía y cine sólo pueda encajar en un perfil polifacético, quienes conocen a Carlos Rosado saben que se trata más bien de un impulsor, de un hombre con una gran capacidad para crear y una importante vocación pública.

 

Este andaluz, que también llegó a ser diputado y concejal de la llamada “cosecha del 79”, no sólo asistió al alumbramiento del Estatuto de su tierra, Andalucía. También vio nacer y participó activamente como consejero en la conformación de Canal Sur (RTVA) y de la Fundación Audiovisual de Andalucía (AVA). Y aún le quedaron energías para, en un momento determinado de esta vorágine, abrir un despacho de abogados en Sevilla.

 

Sostiene Rosado con convicción que el apoyo institucional y la ayuda del sector público son fundamentales como motor para el desarrollo de un tejido audiovisual verdaderamente profesional. Recuerda con cierta añoranza a responsables públicos de la talla del francés Jack Lang, cuya política de apoyo al cine se convirtió en una referencia europea.

 

En este sentido, destaca el apoyo de Turismo Andaluz con cuya colaboración han contado siempre. También con la del gobierno de España que está muy implicado con el actual ‘Plan Cultura 2020’ del Ministerio de Cultura. “Es importante que España vaya superando esa idea de sector subsidiado, la imagen que de un lugar proyecta el cine tiene un fuerte impacto, algunos países que ya lo entendieron destinan importantes recursos y obtienen un gran retorno económico”.



 

Sin ir más lejos, fruto de esa colaboración con la Consejería de Turismo que el presidente de la Film Commission pone en valor, durante 2018 se pondrá en marcha un nuevo proyecto: “La gran ruta del cine por Andalucía”. Una estrategia diseñada para convertir Andalucía en un gran destino de cine, un viaje virtual a través de las distintas “rutas de cine” que permite parada en cada uno de los emplazamientos. Se trata de un proyecto dinámico que presentará un importante número de itinerarios y que se irá ampliando paulatinamente.

 

Una historia de muchos fracasos para conseguir grandes éxitos

 

Los últimos veinte años del cine en Andalucía y la historia de esta Film Commission visionaria y precursora como pocas, están de manera inevitable vinculados.

 

Para Carlos Rosado, la de la Andalucía Film Commission es una historia de muchos fracasos para conseguir grandes éxitos. Muchos proyectos que no prosperaron, pero a los que sucedieron otros tantos que consiguieron consolidar a Andalucía como un gran destino de rodajes.

 

Una de las principales claves del éxito tiene nombre de mujer: Piluca Querol. Es la directora de la Andalucía Film Commission desde el principio de esta andadura y, en palabras del propio Rosado “nada hubiera sido posible sin su profesionalidad, gran parte de lo que Andalucía Film Commission es hoy, lo es gracias a ella”.

 

Esta corporación, que atiende una media de unos mil rodajes al año entre cine, publicidad, series y cortos, es un ente instrumental que viene a ser algo así como el “abracadabra” del sector. Detrás de las palabras “Film Commission” los productores saben que encontrarán a personas que les resuelven problemas, que les allanan el laberinto de la burocracia o de los permisos administrativos y facilitan los contactos y visitas.

 

Una Guía de Producción y una Red de Ciudades de Cine, las primeras herramientas

 

Andalucía fue pionera y conformó la primera Film Commission de España importando en 1998 el concepto norteamericano. Se trataba de un modelo ya implantado en grandes ciudades como Nueva York, Chicago, Nueva Orleans o Seattle.

 

Carlos relata los primeros pasos de la Film Commisssion, confesando que con la mirada de hoy “pueden parecer sumamente básicos, pero eran necesarios”. Lo primero fue crear dos herramientas: una ‘Guía de Producción’ y una ‘Red de Ciudades de Cine de Andalucía’. La primera venía a ser el “quién es quién” en el entorno de los rodajes: entre toda una amalgama de tareas se hacía necesario identificar a los profesionales y a las productoras para saber con qué recursos se contaba y poder ofrecerlos. Y, por otro lado, la Red de Ciudades de Cine de Andalucía sirvió para diversificar los posibles emplazamientos, para lo que fue necesario pedir la implicación de cada municipio y su colaboración en la cualificación de personas que pudieran atender futuros rodajes.

 

El salto definitivo fue salir a los mercados nacionales e internacionales y promocionar Andalucía. Una tarea que complementaron con una política de fam trips mediante la que los productores de fuera venían a conocer Andalucía sobre el terreno.

 

“Poco a poco se fue dejando atrás esa injusta percepción de Andalucía como la de un lugar tercermundista. Conseguimos proyectar la imagen de un emplazamiento que no era un mero destino de localizaciones, sino que también contaba con servicios, profesionales, cadenas hoteleras, etc. Al principio las productoras extranjeras no solo desplazaban al equipo de rodaje, hasta el catering venía de fuera, lo que además encarecía costos. En Andalucía también contamos con un elemento muy positivo que es la buena colaboración que la ciudadanía andaluza muestra durante los rodajes”.

 

La Andalucía que hoy compite a niveles destacados cuenta además con un sector audiovisual altamente cualificado y muy joven, lo que es garantía de futuro.

 

El impacto del cine en el turismo

 

Años más tarde de su nacimiento, la Film Commission se embarcaba en un nuevo reto: estudiar la relación entre el cine y el turismo, analizar los efectos que provocaban tan potentes imágenes de los lugares proyectadas por todo el mundo a través de la gran pantalla. El objetivo no sólo consistía en observar la atracción de nuevos productores hacia los destinos de las películas, también en cómo el espectador se convertía en viajero que se desplazaba a conocer in situ las localizaciones de sus películas favoritas.

 

Esta inmersión tuvo como resultado la publicación, en el año 2006, del primer estudio que se elaboraba en España para analizar el fenómeno del “movie tourism”, “Cine y Turismo: Una nueva estrategia para la promoción”. En esta investigación, además de muchas otras cuestiones de interés, Piluca Querol y Carlos Rosado, coautores, llegan a identificar más de 200 grandes rodajes que habían tenido lugar en Andalucía.

 

El futuro

 

El camino abierto por esta entidad andaluza ha sido seguido por el resto de comunidades autónomas que han ido creando también su propia Film Commission. En la actualidad, todas salvo La Rioja, que la tramita estos días, cuentan con este ente público. Aunque son todas independientes, están asociadas bajo el paraguas de la Spain Film Commission, también presidida por Rosado Cobián, y realizan un trabajo en red a nivel internacional.

 

La Andalucía Film Commission afronta el futuro con la tranquilidad del trabajo bien hecho y con la ilusión de seguir presente en el mundo entero. “Estados Unidos, Londres, Berlín, donde quiera que haya alguien decidiendo dónde rodar, allí estamos nosotros ofreciendo Andalucía”.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.